Sentir molestia al consumir productos fríos o calientes o al cepillarse los dientes es un problema dental más común de lo que se piensa. Aunque muchas son las causas de este padecimientos (mala técnica de cepillado, exceso en el consumo de alimentos ácidos, bruxismo, enfermedades periodontales entre otras) la cura es más sencilla de lo que parece.

----

La sensibilidad o hipersensibilidad dental es una de las patologías más frecuentes entre la población. Una de cada siete personas padece hipersensibilidad dental, lo que provoca la aparición de dolor en la cavidad oral, que a su vez repercute en su calidad de vida. Este tipo de dolencia aparece principalmente entre los 18 y 40 años, siendo más frecuente entre las mujeres. Además, tiene un componente estacional, por lo que hay mayor incidencia en invierno que en primavera.
El paciente manifiesta molestias ante estímulos como pueden ser la ingesta de productos fríos o calientes, o a la hora del cepillado. Según explica el odontólogo Gustavo Camañas, Director Médico de Vitaldent, "este dolor se produce por el desgaste de la superficie dental o la retracción del tejido gingival. Como las raíces no están cubiertas por el esmalte, el nervio dental quedan expuesto produciéndose esa molestia que se manifiesta en forma de sensibilidad".
Hay varios factores que influyen en la pérdida de estas capas que cubren y protegen la pieza dental. Malas prácticas como un cepillado incorrecto o dentífricos abrasivos, abusar de alimentos ácidos, hasta la presencia de enfermedades como son los problemas gástricos o los orales, como el bruxismo, mala oclusión o enfermedades periodontales.

-Tratamiento ante la hipersensibilidad dental
A pesar del alto porcentaje de población que padece este problema, actualmente la hipersensibilidad puede tratarse con éxito. Ante cualquier signo de hipersensibilidad dental, el primer paso es acudir al odontólogo para diagnosticar la causa y prescribir el tratamiento más adecuado para el paciente.
El tratamiento de la hipersensibilidad puede ir desde sistemas aplicados por el propio paciente en su casa para los casos más leves, a través de productos dentales con fórmulas especiales para dientes sensibles, hasta tratamientos en clínica para aquellos más severos. "En estos últimos, el odontólogo puede realizar diferentes tratamientos sobre la zona sensible del diente, desde tratamientos láser, hasta productos químicos como son las resinas adhesivas a la dentina u los oxalatos. Puede requerirse varias sesiones para conseguir acabar con el problema", afirma el odontólogo Gustavo Camañas.
Además, para el éxito del tratamiento es vital tomar medidas preventivas como realizar una higiene oral adecuada. "Un cepillado incorrecto puede desgastar los dientes y hacerlos más sensibles", concluye el especialista.

----
Tomado de: NoticiasDeSalud

Publicado por Oralnet Noticias on miércoles, 26 de enero de 2011

0 comentarios

Publicar un comentario

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

info@oralnet.com

¿Deseas Ponerte en Contacto con Nosotros?
*
*
*
*
*
contact form faq verification image

Labels

Artículos más leídos

DentalPlans


ROMPECABEZAS

JUEGO ONLINE

JUEGO ONLINE

Juego online

contador de visitas

type="text/javascript">