"Cepillarse mucho daña el esmalte", "si tus dientes están blancos, están sanos", "si estás embarazada no vayas al odontólogo" o "no te cepilles, usa mejor una goma de mascar", son algunos de los muchos mitos que rondan el cuidado y la salud bucal y no son más que suposiciones incorrectas. Ante cualquier duda, lo mejor es visitar al odontólogo


----

Al igual que en todos los rubros, también en la odontología muchas veces nos dejamos llevar por esos «mitos urbanos» y actuamos de acuerdo a creencias que escuchamos «del primo de un amigo del vecino».

Cuando se trata de salud, en cualquiera de sus ramas, debemos tratar de conocer los lineamientos básicos de primera mano, con información real, por lo que aquí listaremos algunos de los más populares mitos acerca de la odontología y le daremos las respuestas que estaba buscando para actuar con seguridad.

Muchos de los mitos tienen que ver con la limpieza de la boca y engloban desde la cantidad de veces que uno debería cepillar sus dientes hasta el precio de las cremas y geles dentales y su incidencia en la calidad.

1. Cuanto más cara la crema dental, mayor su calidad y efectos en el cepillado.

Esta afirmación no es del todo cierta pero tampoco se trata de una mentira. Igualmente, existen cremas dentales de precios medios que arrojan resultados extraordinarios. En caso de tener dudas, consulte con su odontólogo para que le recomiende la mejor crema dental dentro de su presupuesto.

2. Si cepillamos nuestros dientes muchas veces en un día, arruinaremos el esmalte.

En lo que se refiere a cepillado, solo puede arruinarse el esmalte de los dientes si se utiliza un cepillo de cerdas muy duras y se realiza un cepillado compulsivo y con violencia. Lo ideal es cepillar sus dientes después de cada comida y utilizar un cepillo de cerdas suaves para no lastimar ni el esmalte ni las encías.

3. En lugar de cepillar nuestros dientes podemos masticar goma de mascar con Xilitol, logrando los mismos resultados.

Todos hemos estado en situaciones en las que no tenemos a la mano un cepillo y crema dental. En esos casos podemos utilizar una goma o chicle con xilitol para limpiar nuestros dientes (al generar un aumento del flujo de saliva) y refrescar el aliento, pero solo sirve para una emergencia. La higiene bucal debe realizarse siempre siguiendo los tres pasos básicos para la limpieza completa: cepillado, hilo o seda dental y enjuague bucal. Si utiliza el método del chicle con xilitol, recuerde no masticarlo por más de 10 minutos.

4. Si sangran las encías debemos evitar cepillarnos los dientes.

El hecho de que las encías presenten un poco de sangrado no es razón para evitar cepillarse los dientes pero si para consultar a un odontólogo a la brevedad posible. Para evitar que el sangrado se haga más fuerte, cepille sus dientes con cepillo de cerdas suaves y realice los movimientos en forma pausada y muy suave.

5. Si no se ve daño, no existe daño.

Este mito es uno de los más populares y uno de los más equivocados. Es recomendable que se haga un chequeo odontológico dos veces en el año precisamente para que sea el mismo profesional quien evalúe la salud de su boca. Muchas veces los problemas no están a la vista del ojo sin entrenar y el pasar por alto un control puede significar molestias más adelante.

6. Si los dientes están blancos, entonces están sanos.

Esto no es para nada correcto. Pueden existir problemas como caries o cualquier otra anormalidad aún si su dientes tienen una apariencia perfecta en cuanto a color. No es razón para evadir la consulta odontológica.

7. Si ya tuve caries en un diente, ese diente no tendrá más caries.

El hecho de haber tenido caries en un diente no significa que se haya ganado inmunidad en el mismo. Una caries no es una vacuna. Por esta razón es necesario realizar una correcta higiene y cuidado del mismo para que no vuelva aparecer una caries en el mismo lugar.

8. Si comes mucho chocolate, seguro tendrás caries.

No se trata de la cantidad de chocolate que ingieras sino de cómo higienices tus dientes después de comerlo. Es importante evitar dejar rastros para que no se formen las caries.

9. No hay porque cuidar los dientes del bebé ya que solo son temporarios.

Esto no es para nada cierto. Es necesario darle cuidado a los dientes de leche del bebé ya que dan lugar a los definitivos. Sin el cuidado necesario, los dientes del bebé pueden caer prematuramente y causar problemas en la mordida, etc.

10. Cualquier tratamiento odontológico debe ser evitado durante el embarazo.

No precisamente. Lo que debe ser evitado durante el embarazo es la exposición a los rayos X y los procedimientos quirúrgicos. No existe necesidad alguna de posponer procedimientos corrientes, como lo son una limpieza o chequeo normal.

Ante la duda, siempre consulta con su odontólogo quien es la persona indicada para resolver cualquiera de sus dudas.

----

Tomado de: DientesPerfectos

Publicado por Oralnet Noticias on miércoles, 4 de mayo de 2011
categories: edit post

0 comentarios

Publicar un comentario

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

info@oralnet.com

¿Deseas Ponerte en Contacto con Nosotros?
*
*
*
*
*
contact form faq verification image

Labels

Artículos más leídos

Loading...

DentalPlans


ROMPECABEZAS

JUEGO ONLINE

JUEGO ONLINE

Juego online

contador de visitas

type="text/javascript">