El origen del mito se sitúa en el hecho de que el alcohol contenido en las bebidas pudiera actuar localmente en la mucosa, promoviendo la aparición de lesiones cancerígenas, y eso llevó a pensar a algunos investigadores en los años 70 que el alcohol de los colutorios podría tener un efecto similar


----

El uso de los colutorios con alcohol es seguro y, además, eficaz contra la placa. La polémica está servida.

Y es que las clínicas dentales conocidas con el nombre de Todoimplantes ha emitido un comunicado alertando de que el uso de colutorios bucales con alcohol aumenta el riesgo de padecer cáncer oral. Carolina Benalal, la directora general, ha asegurado en una entrevista a CF que existen indicios para pensar que existe una asociación directa entre el uso de colutorios de forma sistemática y cotidiana y el desarrollo de este tipo de cáncer, "sobre todo si el colutorio tiene alcohol, ya que puede alcanzar concentraciones del 26 por ciento".

Farmacéuticos y odontólogos consultados por este periódico han desmentido rotundamente tal afirmación, "que no está respaldada con fundamentos científicos", asegura Alfonso Villa Vigil, presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Odontólogos y Estomatólgos.

De la misma opinión es Elías Casals, presidente de la Sociedad de Epidemiología y Salud Pública Oral (Sespo), que trae a colación un estudio titulado Efecto local de los colutorios con contenido alcohólico, realizado en 2005 por las odontólogas Amparo Lorca y Assumpta Carrasquer, que concluye que la evidencia científica de los estudios que asocian cáncer oral y colutorios con alcohol "tenían muchas limitaciones y que, por tanto, no hay indicios claros de que exista ninguna relación". También subrayan el hecho de que la Food and Drug Administration (FDA), la Asociación Dental Americana (ADA) y el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos "aceptan el alcohol como un componente seguro en la formulación de enjuagues".

El origen del mito. Casals recuerda que el hecho de que el alcohol contenido en las bebidas pudiera actuar localmente en la mucosa, promoviendo la aparición de lesiones cancerígenas, llevó a pensar a algunos investigadores en los años 70 que el alcohol de los colutorios podría tener un efecto similar. "El efecto de un colutorio con alcohol al 25 por ciento durante treinta segundos podría ser similar al de una o dos bebidas alcohólicas diarias, y esta cantidad parece no aumentar el riesgo de cáncer oral".

Mejor sin alcohol. Villa Vigil reconoce que los odontólogos "preferimos los colutorios sin alcohol porque son menos irritativos, pero son más los beneficios que aportan que los supuestos perjuicios". Ana Aliaga, vocal nacional de Dermofarmacia del Consejo General de COF, asegura que la principal función del alcohol en los enjuagues es la de ser vehículo disolvente de los principios activos de los enjuagues. "En el caso de que provocara algún efecto indeseado -afirma- podría ser irritación y molestias en pacientes con algún tipo de enfermedad periodontal".

En la revisión realizada por Lorca y Carrasquer las autoras sostienen que el alcohol puede provocar una sensación dolorosa que guarda relación con la concentración y la duración del enjuague. "No se recomienda, por tanto, su uso en pacientes que tienen alguna lesión previa en la mucosa, y en aquéllos con mucosas sensibles se aconseja diluir el producto las primeras veces y disminuir progresivamente la disolución".

Añaden que en niños, embarazadas y alcohólicos también está contraindicado, "pero los motivos son distintos". "En los niños corremos el riesgo de intoxicación accidental, y los alcohólicos pueden injerir el colutorio como sustituto de una bebida alcohólica en situaciones desesperadas". Los expertos consultados coinciden en señalar que lo que sería nocivo de estos colutorios es ingerirlos en grandes cantidades.

En cambio, es inofensivo hacer enjuagues tres veces al día, pues eso no se considera abuso. En cuanto a las concentraciones de alcohol, Aliaga subraya que la ley no fija unas cantidades mínimas ni máximas. "En cualquier caso las que actualmente aparecen en la composición son seguras".

Como contrapartida, Casals, respaldado por Aliaga, insiste en que "existe evidencia científica de que los colutorios pueden desempeñar un papel clave como coadyuvantes de los métodos mecánicos para la prevención y tratamiento de las enfermedades periodontales". Ahora bien, advierten de que no sustituyen al cepillado.

----

Tomado de: Odontofarma

Publicado por Oralnet Noticias on viernes, 12 de agosto de 2011
categories: edit post

0 comentarios

Publicar un comentario

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

info@oralnet.com

¿Deseas Ponerte en Contacto con Nosotros?
*
*
*
*
*
contact form faq verification image

Labels

Artículos más leídos

Loading...

DentalPlans


ROMPECABEZAS

JUEGO ONLINE

JUEGO ONLINE

Juego online

Se ha producido un error en este gadget.

contador de visitas

type="text/javascript">